domingo, 3 de abril de 2016

LA FIESTA DE LOS TOROS EN PELIGRO

Hará ya treinta años desde que que me inicié en la parte cultural de la tauromaquia asistiendo a otros eventos taurinos como conferencias, tertulias, visitas a ganaderías, museos, exposiciones, en fin a todo lo que oliera a toro y desde siempre oí hablar del peligro que corre la Fiesta Nacional, con frases ya típicas como "estamos matando la gallina de los huevos de oro", "cada uno va por su lado", "tenemos que movernos", "los antitaurinos nos están ganando la batalla" en fin y cuantas frases podamos imaginarnos para indicar lo mal que está la fiesta de los toros y la necesidad de hacer algo, ese "algo" que no se concreta y que sobre todo cuesta dinero que nadie quiere poner, amén de volver a la pureza de la fiesta donde todos están de acuerdo: promocionar las novilladas, dar paso a los toreros emergentes y dar importancia a las ganaderías no comerciales y a la necesidad de que las máximas figuras del escalafón toreen todo tipo de ganaderías y sobre todo esas que dan más disgustos que dinero hoy, pero que produciría beneficios para todos a más largo plazo. Pero la respuesta es la de los personajes del humorista José Mota, que diría aquello de "ve tu poniendo los cuartos o toreando tal o cual ganadería que si eso yo ya voy y pongo mis cuartos o toreo eso, pero hoy no... ¡mañana!".

Da la casualidad que tras una visita a la ganadería de Alcurrucén invitado por la Peña Taurina de Borox (Toledo) se me obsequió con un librito editado por la Diputación de Toledo sobre una conferencia que impartió el maestro Domingo Ortega en el Ateneo de Madrid el 29 de marzo de 1950, donde ya denunciaba el gran Paleto de Borox la situación actual de la fiesta, "Es muy curioso oír a los aficionados lamentarse sobre el estado actual de la fiesta, y yo les diría: ¿como pueden sorprenderse de esto? ¿Es que creen que esta situación ha nacido por ley espontánea...?" y viene a decir lo mismo que se ha seguido diciendo hasta ahora y que seguirá diciéndose hasta siempre o hasta que en los estertores de la Tauromaquia alguien haga lo que hay que hacer, PONER DINERO o dicho de otra manera más actual, INVERTIR para ganar dinero, para que la cosa siga funcionando y todos los taurinos ganen dinero, que porqué no también se trata de eso, pero no en los términos tradicionales de toma el dinero y corre, que es el motivo principal por el que llevamos cien años hablando, diciendo lo mismo y decayendo.

Vemos tímidos intentos y yo digo que torpes intentos pero bien intencionados de taurinos con buena intención que han tomado la iniciativa y han creado una Fundación como Joselito o subvencionan entradas para los jóvenes como El Juli o  figuras que van a las plazas mayores de los lugares donde van a celebrarse ferias y enseñan a los niños e invitan a los aficionados a mover los chismes de torear. Eso está muy bien, pero es muy pobre, muy poca cosa y sobre todo un esfuerzo que no da sus mejores resultados por falta de estrategia. 
A mi me gusta más la iniciativa de Simón Casas de tratar a las figuras como lo que son, figuras o dicho en parámetros más modernos, estrellas de un espectáculo que se llama tauromaquia o fiesta de los toros, realizando durante el tiempo que dura la feria todo tipo de eventos que tenga repercusión en la ciudad y que debería pasar entre otras cosas por la publicidad y entrevistas en los medios de las estrellas que van a intervenir, de forma que suene allí donde se van  celebrar las corridas y en el resto del orbe taurino a poder ser. Pero una vez más Simón Casas va por su cuenta (y hace bien) pero no es suficiente.

Pues si, la fiesta puede salvarse por un único camino: INVERTIR pero de una forma inteligente, no basta con la buena intención o con el éxito de un profesional, sino con una estrategia comercial y eso sólo puede hacerse desde una visión profesional de la publicidad y pasa por contratar una empresa de asesoría de imagen que sea quien decida cómo y dónde hacer esa inversión.
Pero para eso hacen falta cuartos que nadie está dispuesto a soltar y sobre todo a poner el primero, de modo que hay que obligase ¿cómo? pues propongo desde estas líneas desviando obligatoriamente un 1% (digo este porcentaje por decir uno) de cualquier pago/cobro entre taurinos a una Fundación para la Promoción de la Fiesta e invertir esta cantidad en mejorar la imagen de la Fiesta por medio de profesionales de la publicidad.
Pero aviso para taurinos, si pensáis en repercutir esto en taquilla, ya os habéis equivocado. 

martes, 13 de octubre de 2015

EL CARMEN DE MONTESIÓN (TOLEDO)

Mucho se ha hablado en Toledo desde que abrieron los restaurantes El Carmen vinculados a El Bohío de Illescas, ya sabéis, el restaurante de Pepe Rodríguez, el de la tele y de si tienen una estrella Michelín y parece que la tienen o que se la concedieron pero nunca se sabe si la mantienen. El caso es que queriendo ir a comer y harto de cordero, lubina y chuletón y después de haber probado un restaurante de estrella michelín como Casa José de Aranjuez, cuyo artículo publiqué anteriormente, me decidí por ir a uno de estos El Carmen, por lo que me informé y pregunté a amigos que han pasado por allí y resultó de lo más expectante.
Consultando sus propias páginas y las opiniones de terceros me decidí por El Carmen de Montesión en la Urbanización del mismo nombre, una de las zonas residenciales más sofisticadas de Toledo, que si bien no es una urbanización bonita se ven unos caserones impresionantes y otros que te los imaginas y no logras ver, pero tienen unas tapias enormes de altas y de largas y unas puertas mecánicas de aquí te espero.
Por cierto que El Carmen de la A 42 en Olías del Rey se subtitulaba de El Bohío y ahora no, se llama La Casa del Carmen, pero no he parado a indagar por qué.
De mi paso por Casa José de Aranjuez, resumo que fueron 70 euros de menú, 19 de un Ribera del Duero correcto, más IVA e invitación de gintonic. El resultado gastronómico fue interesante pero lo recuerdo algo insulso de sabores, como aquél lomito asado en picón de encina que te presentaban (seguro que era siempre el mismo) y luego emplatado resultaban cinco rodajitas de carne y se comían con unas pinzas de enfermería que no te decía ni fu ni fa. Eso si, la funcionalidad del restaurante, superior.
Pues bien El Carmen de Montesión lo superó con creces. A los fogones el maestro Iván Cerdeño, que se ha formado con Pepe en El Bohío y con Los hermanos Roca en el Celler entre otros.
El restaurante funciona perfecto y es agradable desde el primer contacto. Llamaron para confirmar la reserva tres horas antes. Al llegar te reciben en un minuto y te llevan a tu mesa perfectamente vestida, amplia y con espacios más que de sobra, preguntan si deseas un aperitivo antes de comenzar (Heineken 3 euros) y comienza la función ¡ya! con un aceite para mojar y flor de sal con pan de hogaza (gallego o candeal exquisitos) una mantequilla al orégano creada en su cocina y una aceituna gorda rellena. 
Aparece Alfonso, el Jefe de Sala que no es otro que el dueño de la anterior Restaurante sito allí mismo Casa Alfonso que se caracterizaba por la calidad y la cantidad pero sin grandes inventos, donde una rodaja de merluza era como la rueda de un coche y a un chuletón no le encontrabas pegas de rico y grueso. Alfonso te presenta la carta donde puedes elegir entre un menú de 40 euros (IVA incluído) con vino y agua y otro de 55 sin bebida y un tercero de 80 (30 más si lo quieres con maridaje de vinos). Ni que decir tiene que elegí el de 40, (ya sabes, la crisis y eso) y el vino titnto que correspondía y que iban sirviendo, (no te ponían una botella)  era Mano a Mano un conocido tempranillo de la tierra fuerte y correoso y si no te gusta pues te ponían otro del mismo corte aunque un poco menos agresivo. Ahí no andan finos, porque hay en nuestra bendita tierra vinos más aterciopelados y más baratos, de modo que ese es un punto a corregir. ¡Qué ganas de empeorar lo superior! El vino vino después de los aperitivos de presentación que traía una sangría muy buena, pero yo lo hubiera querido antes y el agua demasiado tarde aunque no lo eché de menos, para aguas no vamos allí.
El menú se compuso de platos de un bocado:

Arenque sobre pepino, yogur y albahaca, exquisito con todos los sabores perfectamente distinguibles.
Buñuelo de queso, sabroso y ya empieza a notarse la fortaleza del gusto y la saciedad.
Y otros que duraban más:
Gazpachuelo de vendimia (uvas y sardina) riquísimo y refrescante.
alta cocina - cocina de temporada
A la derecha el gazpachuelo


Atascaburras (arriba) que es un plato manchego a base de bacalao, patatas, aceite, azafrán... muy logrado con los sabores típicos de La Mancha perfectamente reconocibles.
Guiso de puerros buenísimo y donde vas notando que te llenas, con claros sabores de todos los ingredientes.
Chipirón (dos) con tinta. Este plato que estaba bueno fue quizá el más flojo, porque sabía a eso pero sin sorpresa o matices.
Taco de vaca con milhojas de patata. Es un tronco de carne de morcillo o zancarrón con una reducción de salsa española muy fuerte y que llena mucho y te deja muy satisfecho, pero no deja de ser una carne de segunda, aunque ahí está el arte. Me encantó.
Al final te ofrecen repetir si te has quedado con hambre y con hambre no te quedas, pero hay que aprovechar y pedí el gazpachuelo que estaba riquísimo y sirvió de desengrasante, como el famoso sorbete de limón.
De postre un dulce con un matiz de almendra amarga delicioso y delicado, finísimo. Luego para el café una magdalena francesa, una nube y una gominola.
La verdad es que la experiencia ha sido para volver y para recomendar, eso sí aquellos que vais de boda y alguna vez habéis dicho "salí con hambre" no vayáis, no porque vayas a salir con hambre, sino porque no está indicado para personas con ese criterio.

miércoles, 22 de julio de 2015

tudesguace.com: insatisfacción total

Había solicitado una pieza para mi vehículo por medio de esta página web con mucho temor por aquello de la distancia, el anonimato, el no ver a las personas que te atienden y ¿Y si no me sale bien? y todas esas dudas que nos asaltan al realizar un pedido por medio de la red.
Me lo sirvió Desguaces Alarcón de Murcia y ¡catapún! todo fue bien hasta que me llegó la pieza, ¡no era la que había pedido! ¿Y ahora qué? Pues eso que si "te envié una (pésima) foto y diste el ok" "que si tú eres el responsable" "que yo dije un color y me lo enviaste de otro", "que si pero yo te envié una foto" "que beis es beis y no gris" que si, que no. ¿Solución? devolver la pieza de 20 euros y pagar los gastos de envío de ida y vuelta, 24 euros más IVA. ¡Me salió la jugada cojonuda! Ahora tengo una pieza que no quiero y 34 pavos menos.
Vosotros mismos, aquí os dejo la política de devoluciones que me enviaron a posteriori.

Política de devoluciones:

1. Solo se admitirán devoluciones dentro del plazo de 7 días laborables desde la fecha de recepción del repuesto.

2. Si la pieza esta dentro del plazo de garantía y estuviese defectuosa, le ofreceremos otra igual y en caso de no disponer de existencias, le reembolsaremos el importe de la misma ( ver punto nº 4).

3. En caso de error por parte del cliente a la hora de tramitar el pedido, le enviaremos otra pieza a cambio y si no disponemos de ella, no abonaremos el importe, sino que realizaremos un vale para piezas, el cual no tiene fecha de caducidad, los gastos de envío de la pieza tanto de ida como de vuelta, correrán a cargo del cliente, quien tendrá que devolvernos la pieza previamente  y sin haber sido  manipulada.

4. El reembolso de las devoluciones se hará mediante transferencia bancaria, dentro del plazo no superior a 7 días desde que recibimos la pieza en nuestras instalaciones.

Deberá conservar el ticket o factura de venta para cualquier devolución, sin este requisito no es tramitad ninguna devolución.
La manipulación de las piezas anula la garantía y la posibilidad de devolución.


Otras posibles situaciones:

1. Que la pieza haya sufrido daños durante el transporte. En este caso será responsable de dichos daños la empresa de mensajería quien responderá legalmente de los daños ocasionados y gastos  de envío.

No obstante rogamos se sigan las siguientes instrucciones a fin de poder tramitar la reclamación a la mensajería con las máximas garantías posibles:

Cuando reciba su paquete, asegúrese de que el producto no haya sufrido daños durante el transporte.
El bulto recibido debe estar externamente en buen estado. En caso contrario, anota este hecho en el albarán del transportista, rechaza el envío y notifícalo por escrito cristina@grupoalarcon.org en las siguientes 24 horas.

Si no tiene síntomas exteriores de haber sufrido ningún daño
durante el transporte, y una vez firmado el albarán del transporte,
ábrelo y comprueba la mercancía.
En casos de deterioro del producto o falta de conformidad debido
al transporte (los cuales no sean manifiestos en el momento de la entrega), deberás notificarlo a cristina@grupoalarcon.org  inmediatamente.
Por exigencia de las aseguradoras de las empresas de mensajería para poder atender su reclamación por daños en los paquetes es imprescindible realizar la notificación de esta circunstancia en el plazo de 24h a partir de la recepción del artículo.

2. La pieza recibida no coincide con lo solicitado. En todo momento es el cliente quien debe darnos todos los datos necesarios para la correcta identificación de la pieza solicitada.
Téngase en cuenta que determinadas piezas requieren de datos muy concretos y determinados del vehículo como puedan ser la ficha técnica, el número de bastidor o incluso la referencia específica de la pieza que se solicita o una fotografía.

Una vez haya aceptado su compra y pagado el precio fijado se entenderá que el cliente acepta la pieza y que se corresponde con  su petición, todas las piezas son fotografiadas, esas fotografías se le envían al cliente para que pueda confirmar que es la misma pieza que el necesita y evitar devoluciones o errores.
Deberá seguir las instrucciones para el envío de la devolución tal y como le indiquen desde nuestro departamento de Pedidos.


Solo en caso de que se procediera al envío de una pieza por error  y el cliente recibiera otra distinta a la aceptada, Desguace Alarcón correrá con los gastos de envío, procediendo a retirar la pieza errónea y al el envío de la correcta, siempre sujetos a disponibilidad del producto en Stock. En otro caso se procederá al reembolso íntegro del precio pagado.

lunes, 13 de abril de 2015

EL QUIJOTE APÓCRIFO

¡Ja, acabo de terminar la novela "El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha, de Avellaneda! Ganas tenía  ha mucho tiempo de leer este libro, que han dicho ser obra inteligente y para mentes despiertas como la de vuestras mercedes, que se yo que un día leyésedes un libro o dos y por esta causa os lo aconsejo, aunque no lleguéis malandrines a la altura de mi caletre, aunque sí a la de don Alonso, autor desta obra.

¿Y quién es Alonso Fernández de Avellaneda?, pues no se sabe a ciencia cierta pues ya él se preocupó de que no se supiese, porque este nombre no es otro que un seudónimo que esconde al verdadero autor de la obra, cosa sin embargo muy corriente en el Siglo de Oro que es cuando aparece esta que nos ocupa. ¿Yde quién puede tratarse? pues sin duda de un enemigo del autor original del Quijote, a la sazón Cervantes, de quien Avellaneda hace mención y no de muy buenas formas llamándolo entre otras cosas deslenguando. Por otra parte parece ser devoto de los dominicos o más bien devoto dominico, lo que indica que pudiera ser clérigo lo que nos hace pensar pensar en Lope o Tirso. Dice el autor que era natural de Tordesillas, pero podría más bien ser aragonés por su amplio conocimiento del entorno donde se produce la acción de la historia, aunque de donde verdad tiene conocimiento extenso es de Toledo en particular. También parece que conoce bien las desventuras del personaje histórico de la primera parte del Quijote Ginés de Pasamonte, un soldado que estuvo en Lepanto y cautivo en Argel, lo mismo que Miguel de Cervantes y que más tarde escribió su historia y aún no siendo un literato si podemos considerarlo escritor y conocedor de algunas de las cosas que suceden en  la novela. ¿Será Ginés el autor?

El quijote de Avellaneda está correctamente escrito, pero se encuentra a años luz de la obra original. Esta nueva obra es bastante zafia en la expresión y en muchas cosas soez y sus personajes no se cortan a la hora de expresarse de forma malhablada y hacer referencias escatológicas y sexuales.
Aparece la obra en Tarragona en 1614 (lejos se ha ido el autor a publicar) con Aprobación, Licencia, Dedicatoria y Soneto. La segunda parte de Cervantes en 1615. No es mucho tiempo si nos atenemos a la extensión de esta obra, por lo que imagino que ya la habría comenzado y no sería la aparición de aquella lo que le decidió a comenzarla.

Sancho se convierte en el personaje principal de la novela y eclipsa a su señor en la historia, siendo don Quijote un mero comparsa y una excusa para el desarrollo de Sancho, que no es tan sutil y sus refranes  son traídos menos a propósito y metidos a martillazos en la conversación, además de que son menos abundantes. El autor obliga a Panza a decir una y mil veces que va a hacer  lo que va a hacer o lo contrario de lo que debiera, empleando un giro negativo negativo que cansa. Es un cobardica que ya desagrada y adolece de una asexualidad cuando menos sorprendente. Lenguaraz, malhablado, soez, cobardón, poco sutil, tragaldabas, en fin este no es mi Sancho Panza.
Don Quijote se difumina. Pasa a llamarse el Caballero Desamorado y aunque hace referencias a Dulcinea, da por ultimada su relación con ella ni con mujer alguna. Su locura es algo pintoresca y sin momentos de lucidez. Don Quijote se nos diluye  y emplea su discurso en decir una y otra vez cómo va a afrontar cada nueva aventura que se inventa recreándose en las novelas de caballería y ¡ojo! haciendo alarde de conocimientos de fortificaciones y arte militar. ¿Ginés?
Lo filosofía que tanto abunda en el Quijote original aquí es inexistente y siquiera hace referencia a la filosofía parda. Los monólogos no aparecen y las novelas pastoriles son inexistentes. Intercala dos cuentos en esta obra que cuentan un ermitaño y un soldado que hace parte del viaje con los protagonistas, los de El rico desesperado y Los felices amantes, aunque no muy ejemplarizantes y si moralistas al estilo del clero de la época.

Según Alonso de Avellaneda este es el segundo tomo del Quijote con su tercera salida y las partes 5ª, 6ª y 7ª.
La historia de este quijote es que unos caballeros granadinos pasan por Argamesilla de la Mancha donde vive don Quijote camino de unas justas que se iban a celebrar en Zaragoza y uno de ellos Álvaro Tarfe, se aloja en casa de don Quijote (Martín Quijada) y le deja allí unas buenas armas milanesas para que las guarde hasta su vuelta. A don Quijote le vuelve la quimera de la caballería y toma las armas, convence a Sancho que se resiste hasta que aquél le dice los dineros que le va a dar y le compra un rucio (de sus ojos) y se dirigen a las justas. Por el camino sucede la aventura del melonero y llegan a Zaragoza donde lo descubre Álvaro Tarfe y lo hace llevar al palacio de unos amigos para pasar buenos ratos con las locuras del uno y las sandeces del otro, lo que debía ser muy corriente en la época, visto que vuelve a suceder lo que en la segunda parte del original con los duques en Barcelona y más veces en esta, y no nos olvidemos de los bufones de la corte que nos muestran los cuadros y la historia.
Allí le preparan la aventura del rey de Chipre Bramidán de Tajayunque quien emplaza a nuestro caballero para finiquitar el desafío en la Corte y hace el viaje junto con un ermitaño y un soldado tal Antonio Bracamonte, quienes cuentan unos cuentos moralizantes con milagro incluido. Llegan a Sigüenza y liberan a la mujer de esta obra, una mondonguera de Alcalá llamada Bárbara, bautizada por don Quijote reina Zenobia a quien hacen pasar más penurias y vergüenza que otra cosa y es de admirar su dignidad. Terminan en Madrid en casa de unos duques que les dicen ser los Archipámpanos, donde se encuentran con los caballeros granadinos quienes inventan curiosas aventuras para que don Quijote las enderece y finiquite la aventura del rey de Chipre y salga victorioso de todas no sin pena y gloria.
Y el que quiera saber el final que lo lea.

Resulta que estos días atrás he visitado la villa de Esquivias, de donde era natural la esposa de Cervantes Catalina de Palacios y he visitado la casa donde vivió el matrimonio y que perteneció al Hidalgo don Alonso Quijada de Salazar, que debió ser en quien se inspiró Cervantes para su personaje. Es ahora museo etnográfico, una bonita casa sagreña con su cueva, su corral, sus aperos de labranza y su patio. En la oficina de interpretación te dan un panfleto del país del Quijote, Alcázar, Argamasilla, Campo de Criptana, El Toboso y Esquivias y en visitando todos los sitios, te dan el título de Caballero Andante o de Dulcinea. ¿Se podrá elegir?
En la parte del documento referido a Esquivias dice, que se ha encontrado en los archivos parroquiales las actas de bautismo de personajes históricos del Quijote en quienes el autor original debió inspirarse como Diego Ricote, el bachiller Sansón Carrasco, el cura Pero Pérez, Pedro Alonso, El Vizcaíno, Sancho Panza, su esposa Teresa Cascajo o Mari Gutiérrez, que mira por donde es como la llama Avellaneda.
En Esquivias también hay dos esculturas, una de ellas de Cervantes de Juan de Ávalos, que es quien realizó las del Valle de los Caídos y del Alcázar de Toledo.
¡Hala, a leer y a visitar!

jueves, 5 de marzo de 2015

¿QUÉ VER EN TOLEDO?: LA ESTACIÓN DEL TREN

Muchas personas que vienen a Toledo de vista lo hace en tren y ni por asomo se les ocurre empezr a hacer turismo en la mismísima Estación de Renfe, una joya de la arquitenctura neomudéjar de principio del siglo XX.
De hecho, la Estación fue construida en 1917 por el arquitecto Narciso Clavería y de Palacios (1869-1935) conde de Manila, quien fue impulsor del estilo neomudejar en su tiempo y que supo aunar la estética y la funcionalidad con gran acierto. En su construcción intervinieron maestros toledanos en las distintas especialidades como el gran Julio Pascual, maestro forjador y orfebre que realizó rejerías por muchos países más que en España y que es muy conocido por desmontar la Custodia de la Catedral de Toledo a instancias del Gobierno de la República y volverla a rearmar a instancias del Cardenal Gomá ya en 1939; y el maestro ceramista Ángel Pedraza que interviene en yeserías, azulejería y el espectacular artesonado.

Aspecto de la fachada principal. Majestuosa, con torre adosada al más puro estilo de los edificios mudéjares o islámicos de cualquier parte del mundo árabe.

Esta es la imagen qu se encuentra el viajero nada más poner pié a tierra en Toledo. Qué bien mezclado el ambiente ferroviario y el mudéjar toledano.
 

 Detalle de una sobrepuerta de la fachada exterior, arcos lobulados, columnitas de mármol que recuerda la Mezquita del Cristo de la Luz y  la de Córdoba, con tejadillo de teja. Precioso.

Doble ventana de herradura lobulada, concéntrica sobre el tejadillo anterior y cristalera emplomada con carpintería a juego. Magnífico. 

El juego completo

Farol exterior de forja  con cristal emplomado y aplique de forja sobre nido de abeja en la pared. Parece la descripción de un plato de la nueva cocina.

Detalle de la fachada principal, cinco puertas con columnas cuadrangulares adosadas y cuatro faroles intercalados. ¡Qué juego de volúmenes!

Detalle de vidriera sobre puerta.

Uno de los cinco grandes ventanales de la fachada exterior, con arcos concéntricos de herradura apuntados y lobulado el exterior y filigrana de arquillos lobulados formando parteluces rematados en copo de nieve. La base, que es el remate de una puerta en dos colores como en Medina Azahara.

Detalle de farol.

Soberbia vidriera en el interior, ¿o no?

Taquillas, con espectaculares celosías de madera, rejería de forja, cerámica y solado. Hasta que llegó el AVE, funcionaba.

Detalle de la taquilla central, con vidriera de colores emplomada formando el escudo de la ciudad.

Vista general de las taquillas con reloj y al fondo la magnífica vidriera de la fachada que da al andén.

Detalle del suelo.

Maravilloso. Lámpara esquinera de forja con detalle del artesonado y filigrana de albañilería. Insuperable.

Para quedarse mudo el artesonado, sólo superado por el de la sinagoga de Samuel ibn Levi o de Sta Mª del Tránsito.

Detalle de un rincón del techo. Pon tú las sensaciones y la descripción, pero en silencio que lo estropeas.

Lámpara con faroles.

Desde dentro, los campos de La Sagra.

Sobre la puerta anterior, yesería con flores de acanto, más visigodo que el tradicional islámico, pero los árabes vinieron a España tras ellos y adoptaron sus gustos y aprovecharon sus construcciones, como la ventana de herrradura. ¿Te creías que era invento árabe? Pues no, pero lo embellecieron hasta el infinito.

 Cerámica de la pared al más puro estilo hispanoárabe.

La gran fachada exterior desde el interior. ¡Qué pena que no sepa fotografiarlo mejor! Pero podéis imaginar el juego de luces.

 ¿A qué hora hice el reportaje?

Detalle de la cafetería. Antes ponía CANTINA. Qué palabra más bonita. Es una buena excusa tomarse una cerveza y así lo ves.
 Puerta exterior de la Cafetería. Con dos apliques de yesería. Foto quemada. Si lo llego a hacer con mi Nokia C1-02, no me pasa. Al fondo la terraza.
 

Espectacular terraza de la cafetería, con sus palmeras. Al fondo los WC de la Estación con su entrada antigua. Aquí se puede hacer pipí al estilo islámico español.


 La torre. Aquí se han aplicado todas las técnicas de albañilería en ladrillo sin faltar una y como no me se la descripción pues le preguntas a un entendido y que te lo cuente, yo estoy atónito.

detalle de un tondo. Islámico total y el detalle del arco de la puerta en dos tonos muy califal.

Fachada y torre, ¡qué movimiento en alturas!

Esquina oeste de la torre. ¡¡¡Prrrrrtttfffzzzz!!!

 Magnífica verja con los escudos de Navarra, Aragón, Castilla y León.











Farola con faroles y remate de la magnífica verja del maestro Julio Pascual. 

Más detalles de la torre. En esta ocasión reloj polilobulado, arcos apuntados de herradura entrelazados sobre columnitas esmaltadas, nido de abeja que ni la Alhambra, greca árabe en estrella , ventanitas de herradura visigoda entre columnitas adosadas. 

Estoy exhausto, lo he dado todo.

viernes, 20 de febrero de 2015

PODEMOS: mucho miedo es lo que hay

Actualmente, el nuevo partido PODEMOS está siendo víctima de un desprestigio generalizado, tanto desde las instituciones, partidos, medios de comunicación como por el público en general, que se dedica a pasar correos, tuits y todo tipo de comunicados desprestigiando al partido, a sus líderes y a sus seguidores.
Todo esto precisamente surte el efecto contrario, no hace otra cosa que dar más fuerza si cabe al partido al estar en boca de todos y en todos los medios incluso a nivel internacional y decide a los indecisos y tibios que sienten que quieren ayudar de alguna manera a dar un vuelco político y social, hacer algo para que todo cambie y terminar de una vez con el antiguo sistema en el que todos prometen, nadie cumple y todo sigue igual, nosotros pagando y ellos gozando de innumerables privilegios y sueldos y tantos llevándose los cuartos a espuertas.
Podemos no es el enemigo, antes aún es un aliado sin saberlo del sistema tradicional porque no van a conseguir gobernar pero va a obligar a los partidos a cambiar de verdad y a extraer algunas decisiones políticas de PODEMOS para poder seguir subsistiendo, porque hay una gran masa electoral que lo exige, y sobre todo hay una enorme cantidad de ciudadanos que se va a sumar en los próximos años a la masa electoral y que va a decidir ya y en las siguientes legislaturas quién va a gobernar y que no están precisamente muy contentos porque no ve que se les de oportunidades y ve el futuro negro y muy incierto.
Y si gobierna, mejor porque el desastre va ser tal que no va a haber más remedio que refundar la democracia, reformar la Constitución, traer la república y los políticos que queden no van a tener otro remedio que escuchar a sus representados y hacer lo que ellos demanden, amén de que el electorado va a dejar de votar en contra y empezará a votar a favor. ¡Fin de las dos españas!
Este año hay elecciones y yo te pido que votes alternativo, no tengas miedo. Y cuando llegue el caso ¡No votes al SENADO!, vota alternativo al Congreso y no eches papeleta al Senado. Tú sabes que no sirve para nada, pero ahí que te veo yo con tu papeletita sepia a corroborar que les das tu permiso para su inutilidad, sus sueldos millonarios, sus dietas no menos millonarias y sus corruptelas.
Deja a PODEMOS tranquilos, se autofagocitarán solos.

miércoles, 4 de febrero de 2015

YO NO SOY CHARLIE HEBDO

Vaya por delante mi más absoluta repulsa por el atentado contra la publicación francesa en la que han muerto inocentes y han atentado contra nuestra libertad de expresión.
Pero creo que lo que hacía esa revista no era realmente libertad de expresión en su sentido más puro, porque ofendía gravemente a las creencias más ancestrales del género humano como son la cultura de los pueblos y la religión de las personas, que aún los no creyentes respetamos. Charlie se mofa abiértamente de estos valores dibujando al Profeta, al Papa, a la Virgen, a religiosos, a líderes políticos dándose por el culo, besándose en los morros y no se cuántas barbaridades más.
En el mundo, los valores occidentales representan solo un veinte por ciento y creemos estar en posesión de la verdad. Pues no, si tan democráticos somos debemos considerar que quizá la razón la tenga la mayoría, que no cree en estos valores y que en la mayoría de los países del mundo las ofensas se pagan muy gravemente y que la libertad de expresión está muy por debajo de otros valores como puede ser la dignidad. Pero no, la razón la tenemos que tener nosotros.
Recuerdo un día que iba con mi familia a un concierto de rock y para llegar al escenario por la parte de delante tenía que pasar por un túnel por debajo de las vías del tren. En medio se veían personajes inquietantes. Pensé en renunciar a mi libertad y no pasar por allí, pero la ejercí y no pasó nada. ¿Tú hubieras pasado? ¡Yo no! Me dí cuenta de que no sólo me puse en peligro, sino que también puse en peligro a mi familia. Charlie ejerció su libertad y puso en peligro su vida, la de los demás redactores, la de la policía, puso en jaque a todo un país y en alerta al mundo occidental, al veinte por ciento de la población y ofendió a miles de millones de personas.
De acuerdo, Charlie tiene razón porque nuestros valores y nuestras leyes le asisten, pero hay en el mundo una masa enorme que cree que no y hay gente dispuesta a matar y morir por sus valores.
Yo no soy Charlie porque reconsideraría esa libertad en favor de mi vida, de la vida de los otros, de la paz mundial y del respeto a los demás.